Dirección de Gestión Urbana a través del Centro de Procesamiento Urbano inicia demolición de portones ilegales.

Para garantizar el orden en la ciudad.

Dirección de Gestión Urbana a través del Centro de Procesamiento Urbano inicia demolición de portones ilegales.

_DSC0180

 

 

 

La demolición de un control de acceso ubicado en un área de dominio público fue realizada tras una serie de denuncias por parte de las comunidades.

 

 

 

 

 

 

El operativo estuvo bajo la supervisión de La Dirección de Gestión Urbana, la Oficina Municipal de Planificación Urbana (OMPU) adscrita al Centro de Procesamiento Urbano (CPU), acompañado por la Dirección de Seguridad Ciudadana, un Comisionado de Protección Ambiental y efectivos de la policía municipal.

Una pared y un portón eléctrico habían sido levantados por los habitantes del urbanismo privado “Molinos de Viento”, ubicada en el Sector Ciudadela Faría; parroquia Idelfonso Vásquez, para obstruir el libre paso peatonal y vehicular de los habitantes de la comunidad Chiquinquirá 2 y sectores aledaños a la zona. Los fiscales de OMPU, previamente habian notificado al condominio del complejo residencial sobre la ilegalidad del levantamiento del control de acceso, informando que debían proceder a su desinstalación, y de no acatar se procedería a la demolición del mismo.

Al momento de la actuación, el Intendente Urbano, Daniel Boza, la Gerente General del Centro de Procesamiento Urbano, Almine Chirinos y el Director de Seguridad Ciudadana, Cesar Garrido, hicieron presencia en la zona, y en compañía de los efectivos de la policía y personal de OMPU procedieron a la desinstalación del control de acceso (portón) y a la demolición de una pared de bloques de concreto.

Los habitantes del complejo privado intentaron impedir la desinstalación del portón y demolición de dicha pared, alegando que poseían “toda la permsología necesaria para tener el acceso restringido de la zona” además de referirse despectivamente de los sectores aledaños, al decir que “son zonas plagadas de delincuentes”. Por lo que los funcionarios, fiscales y el Intendente Urbano del Municipio procedieron a la revisión de la supuesta documentación que resulto carente de valides legal, por lo que el procedimiento se llevó a cabo.

A demás, de obstaculizar una vía pública que en pasadas gestiones había sido olvidada, se afectaba a más cuatrocientas familias al impedirles el acceso a la vía principal, ocasionando un serio problema para los vecinos que debían bordear la pared o ingresar directamente por los bordes de la cañada arriesgándose a resbalar y caer por ella.

Gracias a este procedimiento los habitantes de la zona podrán hacer uso de esta vía sin restricciones impuestas arbitrariamente, siendo esto de gran ayuda para la restructuración urbanística de los sectores que durante algunos años han estado aislados de las vías públicas, lo que impedía el desarrollo y consolidación de estas comunidades.

Al terminar con el procedimiento, los funcionarios de todas las dependencias públicas presentes, recorrieron el sector para evaluar las deficiencias y plantear alternativas de solución que beneficie a todos los residentes.

Como este procedimiento, se estarán realizando muchos otros en el municipio conforme al nuevo proyecto de vialidad del Alcalde Willy Casanova, que busca la unificación y sensibilización de los sectores populares del Municipio.